Podcasts

La herejía de Lutero

D. José Enrique Bustos Pueche tiene un amplio currículum en el campo del Derecho. En efecto, es doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, decano emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá, de la que fue durante más de treinta años profesor titular de Derecho Civil y académico correspondiente de la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia. Apasionado por la historia y acostumbrado por su profesión al análisis profundo de los sucesos, publicó el libro «La herejía de Lutero», en la editorial Libros Libres, «convencido de que la rebelión luterana ha sido la mayor tragedia que ha caído sobre Occidente y sobre la Iglesia católica desde el Islam». Su objetivo no era hacer un recorrido histórico de la Reforma luterana, sino más bien, reflexionar sobre sus consecuencias, sobre el tremendo daño que los errores de Lutero han traído a la Iglesia y a la humanidad, de manera especial el individualismo luterano, que tiene su máxima expresión en la actual ideología de género.

El Concilio de Trento 7/7

El Concilio de Trento fue un milagro, una admirable manifestación de la asistencia del Espíritu Santo a su Iglesia en momentos de especial necesidad. Para D. José Enrique Bustos Pueche, decano y profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá de Henares (España), es sorprendente que una Iglesia que parecía sin vigor fuera capaz de redactar unos documentos de un contenido tan sólido a nivel dogmático y disciplinar y que tanta trascendencia han tenido para la teología de la Iglesia. Y es conmovedor descubrir cómo el Espíritu Santo suscita una generación de santos de una talla incomparable a los que confía, de forma carismática, la ejecución del concilio y una renovación que, ciertamente, la Iglesia necesitaba.

 

 

Los daños causados por el luteranismo 6/7

El balance general de las consecuencias derivadas de la Reforma protestante ofrece un saldo tremendamente negativo. Europa es fruto de la filosofía griega, del Derecho Romano y de la fe católica. Lutero rompe la Cristiandad. Junto a esto, D. José Enrique Bustos Pueche, decano y profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá de Henares (España), señala otros muchos daños sobre los que ofrece interesantes reflexiones: ruptura ideológica de Europa, de la que no se ha recuperado todavía; destrucción de las fuentes de la Revelación; supresión de la Iglesia visible y de la vida religiosa; desaparición de los sacramentos, en especial, la Sagrada Eucaristía; destrucción del matrimonio con la promoción del divorcio, que en esa época dejaba a la mujer en una situación de gran vulnerabilidad. Y, sobre todo, el triunfo del relativismo y de la soberanía del individualismo. Ciertamente, debemos afirmar con palabras del mismo profesor Bustos, que «la rebelión luterana ha sido la mayor tragedia que ha caído sobre Occidente y sobre la Iglesia católica desde el Islam».

 

 

La explosión máxima del individualismo luterano 5/7

D. José Enrique Bustos Pueche, decano y profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá de Henares (España), afirma rotundamente que la ideología de género es «la máxima explosión del individualismo luterano» y «el acontecimiento más grave que ha sucedido en la historia de la humanidad desde que hay historia», porque supone la negación de la misma naturaleza humana. Importante la reflexión del profesor Bustos sobre la manipulación del concepto de tolerancia introducido por el relativismo. Con la ideología de género, el individualismo luterano ha pasado del «solo fe» al «solo misericordia», haciendo desaparecer la noción de pecado.

 

 

Influencias del luteranismo en la actualidad 4/7

Lutero y su doctrina no es un tema meramente histórico, sino una cuestión de gran actualidad, como demuestra en este programa D. José Enrique Bustos Pueche, decano y profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá de Henares (España). Una de las características de Lutero es su radical individualismo, que tiene muchas consecuencias y muy prácticas, tanto en el ámbito privado, con el rechazo a la autoridad, como en el público, con la dimisión de las élites. Además, en el ámbito político, Lutero, que necesita el apoyo de los príncipes en su lucha contra Roma, refuerza su poder predicando una sumisión absoluta del pueblo, concepto que será recogido en la propaganda electoral de Hitler. Otro problema derivado del individualismo de Lutero es que la democracia se usa no solo como sistema político, sino como sistema moral que decide lo que está bien y lo que está mal.

 

 

Ecumenismo y luteranismo 3/7

D. José Enrique Bustos Pueche —decano y profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá de Henares (España)— señala en este programa los puntos clave del verdadero ecumenismo que la Iglesia católica debe practicar con respecto de la comunidad luterana. Un punto fundamental es saber que la Iglesia católica, como dice nuestro Credo, ya es «una». De aquí se sigue que no tiene que buscar la unidad, sino el retorno de los hijos que se fueron de «la casa del Padre». Por eso, el único ecumenismo que cabe es el del «hijo pródigo», que no se realiza a través del consenso, sino en torno a la verdad.

 

 

Luteranismo: contexto histórico 2/7

Para Lutero no existe la Iglesia visible y, por lo tanto, no hay papa, ni orden sacerdotal, ni jerarquía, ni vida religiosa, ni tradición, ni sacramentos y, de manera especial, no existen ni la Eucaristía ni la Santa Misa. Es difícil entender el éxito de la doctrina luterana sin comprender el contexto histórico en el que nace, porque la causa principal de la herejía protestante no es teológica, sino la tragedia personal de Lutero en un contexto histórico propicio. D. José Enrique Bustos Pueche —decano y profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá de Henares (España)— nos describe este contexto histórico en el que el protestantismo se implanta, en último término, «a sangre y fuego» y por sórdidos intereses políticos y económicos.

 

 

La doctrina luterana 1/7

Lutero fue un hombre desgraciado en su trayectoria personal. Eso explica, en buena parte, su vida y su doctrina. No fue un gran teólogo. Además, dejó de estudiar pronto y, todo lo que leyó después, lo deformó buscando salida a una conciencia profundamente escrupulosa. En el fondo, todo su problema se reduce a no poder evitar el pecado, de ahí la necesidad de fabricarse una religión a su medida. De aquí se deriva un profundo individualismo, cuyas repercusiones negativas llegan hasta nuestros días. Tras este preámbulo, D. José Enrique Bustos Pueche —decano y profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá de Henares (España)— describe en este primer programa de la serie dedicada a «La herejía de Lutero» los errores que conforman el cuerpo de la doctrina protestante.

 

 

Video on Demand

StaJuana

Fernando

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter