Enfermería, vocación al cuidado

En este bloque de «Entre profesionales», Elena Francés, doctora en Enfermería y docente universitaria, nos habla acerca de «La enfermería, vocación al cuidado», describiendo las herramientas con las que esta profesión cuenta para cuidar de todas las dimensiones del ser humano: física, psicológica, social y espiritual. Como docente, trata de inculcar en sus alumnos que la enfermería no debe centrarse solo en la atención de la persona enferma, sino de toda su familia, especialmente cuando el paciente pasa por tratamientos del campo de los cuidados paliativos. Elena Francés transmite la pasión con la que vive su vocación a la enfermería y nos conciencia de la importancia de un buen ejercicio de la enfermería para la sociedad entera.

Función gestora: planificación y organización 5/5

En este quinto y último programa de «La enfermería: vocación al cuidado», la Dr. Elena Francés describe las actividades de la función gestora: planificar y organizar. Los gestores de la salud deben ser ante todo muy buenos profesionales, conscientes de que las decisiones que tomen deben respetar siempre la dignidad de la persona, atentos a no dejarse llevar por prejuicios, respetando la autonomía del paciente y la confidencialidad de los datos, procurando, en fin, su máximo bienestar.

Investigación y cuidados paliativos 4/5

La enfermería tiene varias funciones esenciales, como son la función asistencial, la docente, la gestora y la investigadora, que es la función sobre la que va a tratar la Dra. Elena Francés en este programa de «Entre Profesionales». Sin investigación no hay crecimiento, pero para investigar se necesita tiempo, formar equipo, indagar, medir, cuantificar... Otro aspecto fundamental es el cuidado espiritual del paciente, sobre todo, en cuidados paliativos y enfermedades graves.

La historia de la enfermería 3/5

La enfermería —vocación al cuidado de la persona— existe desde que existe el ser humano. En este programa de «Entre Profesionales», la Dra. Elena Francés describe las cuatro etapas de la historia de la enfermería, desde la prehistoria hasta hoy, señalando el papel crucial que la Iglesia Católica ha tenido en la historia de la salud, a través de personas concretas y órdenes enteras puestas al servicio de los enfermos. Fue precisamente cuando la enfermería se convirtió en una profesión remunerada, cuando el cuidado de la dignidad de la persona —y, de manera particular, de su salud espiritual— fue dejado atrás. En la práctica moderna de la enfermería está resurgiendo la importancia del cuidado de la persona en su totalidad, en todos los ámbitos de la salud. Por eso, los campos de acción de la enfermería están aumentando de manera positiva.

Respetando la dignidad del paciente 2/5

Para cuidar verdaderamente de las personas es necesario tener la vocación de ser enfermero. Cualquier persona podría aprender a hacer curas y manejar máquinas, pero un enfermero tiene que ir más allá de esto, porque el objeto de su esfuerzo es el cuidado de toda la persona y no el sueldo. El ser un trabajo vocacional provoca que te impliques, que saques de ti lo mejor para descubrir qué necesita esa persona. La Dra. Elena Francés habla de su experiencia como docente y de cómo ella trata de enseñar a sus estudiantes a profundizar en la vocación de la enfermería, porque el paciente merece ser tratado con la mayor dignidad y cuidado.

¿Qué es la enfermería? 1/5

Elena Francés, doctora en Enfermería, responde en este bloque de «Entre Profesionales» a la pregunta: «¿Qué es la enfermería?». La respuesta de esta docente universitaria es clara y concisa: la enfermería es la profesión del cuidado humano. Pero la salud abarca todas las dimensiones de la persona, esto es, las dimensiones física, psicológica, social y espiritual, y debería saber ayudar en todos esos ámbitos. Es una vocación que implica reverencia por el ser humano. Y es importante tener conciencia de cuánto puede ayudar el paciente a descubrir y realizar su misión en la vida.

Video on Demand

StaJuana

Fernando

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter