D. Miguel Ángel Catalán

En este bloque de «El Sacerdote», entrevistamos a D. Miguel Ángel Catalán, sacerdote de la diócesis de Toledo. Nos hablará sobre algunos aspectos de su experiencia ministerial, tales como: la importancia de la oración; la relación con la Virgen María; el lugar del sacramento de la Eucaristía y la confesión en la vida de la Iglesia; la formación sacerdotal; el trato con los jóvenes; la labor pastoral como colaboradores de las diócesis.

El sacerdote: ofrecidos a la Iglesia

D. Miguel Ángel Catalán afirma que la formación sacerdotal debe estar en continuo crecimiento a lo largo de toda la vida, como respuesta a una actitud permanente de aprendizaje. El deseo de servir a la Iglesia más y mejor debe llevar al sacerdote a conocer más al Señor, siendo a su vez un buen formador.

El sacerdote: una fuente de esperanza

D. Miguel Ángel Catalán habla sobre una de las pastorales más arduas y, al mismo tiempo, más esperanzadoras en la vida del sacerdote: la juventud. Dando especial relevancia a aspectos como la colaboración con las iniciativas de la diócesis y la importancia de compartir experiencias sanas con los jóvenes, sabiendo enseñar y orientar hacia la santidad.

El sacerdote: a través de la confianza

D. Miguel Catalán nos habla del sacerdote como hombre de moral, integridad e indicación, pero —a la vez— misericordioso en el ejercicio del sacramento de la Reconciliación. Nos recuerda que, antes de buen confesor, se debe ser buen penitente. Por eso, el sacerdote debe ser el primero que vive el perdón en sí mismo, facilitando el acceso a él a todos los feligreses.

El Sacerdote: apacienta mi rebaño

D. Miguel Ángel Catalán nos habla del sacerdote como hombre pastoral, en respuesta al mandato del Señor. La importancia del cuidado de las almas encomendadas, la comunión con los obispos y las parroquias, el apostolado con jóvenes, catequesis... son algunas de las tareas del sacerdote en las que debe de tener constantemente la mirada puesta en Dios, con una actitud de aprendizaje, con ojos de iniciado.

El sacerdote: el silencio eucarístico

D. Miguel Ángel Catalán afirma que la unión entre el sacerdote y la Eucaristía es tan profunda que la jornada del sacerdote tiene que tener un antes y un después de la celebración eucarística. Destaca tres momentos en los que él, personalmente, encuentra una significación especial: la relación entre el acto penitencial y las ofrendas; la purificación y la vivencia del silencio.

El sacerdote: el corazón de la Madre

D. Miguel Ángel Catalán nos cuenta su experiencia de intimidad con la Virgen Santísima. Cuidar la relación con Ella y vivir en el corazón maternal de María, desde su juventud, le ayudó a orientar su vida. Mirándola a Ella, se siente verdaderamente libre y llamado a la santidad, a la que debe llevar también a otras almas.

El sacerdote: Estad con el Señor

D. Miguel Ángel Catalán nos habla de la necesidad que tiene el alma de descansar en el Señor. La oración constituye la columna vertebral espiritual en la jornada de todo sacerdote. Nos recuerda la importancia de reconocer delante de Quién estamos cuando rezamos.

Video on Demand

StaJuana

Fernando

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter