“Yo soy el Buen Pastor” -CRISTO EN EL SACERDOTE-

  • Published in Clips

Hoy, nuestra sociedad necesita más que nunca de la vida de la gracia y de un pastor que los guíe de nuevo hacia el fin para el que han sido creados: la vida eterna. Esta misión nos corresponde a todos los cristianos, pero en primer lugar, a los sacerdotes que Cristo consagró para que fuesen sucesores de su ministerio, cuya misión principal es: pastorear, velar, defender e instruir a su rebaño. Para conservar estos dones inmerecidos, necesitamos que los jóvenes que Dios llama para que participen de este ministerio sean valientes y dejen atrás el mundo para entregarse sin medida en las manos de Dios. Y en cuanto a los jóvenes que no recibisteis esta llamada, sed generosos y ofreced a Dios vuestra vida en sustitución de aquellos que no se atreven o no quieren responder a esta misión que el Señor les encomienda. Estad seguros de que Dios tendrá en cuenta vuestra generosidad y contará sin lugar a dudas con vosotros. Recemos para que haya más pastores santos cuya mayor preocupación sea la salvación de las almas.

 

Video on Demand

StaJuana

Fernando

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter